HERRAMIENTAS PARA HACER FRENTE A LOS DELITOS DE ODIO

PRESENTACIÓN

Desde KooperAldarte  hemos decidido abordar como eje de trabajo los delitos de odio por orientación sexual y/o identidad de género, entendiendo que es un tema central y de especial relevancia sobre todo por la importancia, la gravedad y la impunidad con la que se están cometiendo estos actos de odio contra el colectivo LGTBI en los últimos años en nuestro entorno y en el resto del mundo.
​En KooperAldarte trabajamos en la realización de actividades de formación, defensa y sensibilización en torno a los Derechos Humanos, en la denuncia de las diferentes formas de discriminación y violencia, especialmente en lo referente a los delitos de odio y en la visibilización y empoderamiento del colectivo LGTBI. Este proyecto ha sido financiado por la Diputación Foral de Gipuzkoa y la Agencia Vasca de Cooperación al Desarrollo.
​Este espacio se crea como una plataforma para asomarnos a los delitos de odio por OSIG desde una mirada amplia, dando así la posibilidad de conocer y fomentar la generación de diversas herramientas para hacer frente a estos delitos de odio. Herramientas y estrategias que vayan más allá del abordaje puramente normativo y legalista, teniendo en su punto de partida a las propias víctimas y/o sobrevivientes y a la sociedad civil.
Os invitamos a profundizar en este tema de los delitos de odio por OSIG a través de este espacio que esperamos sea de vuestro interés.

APROXIMACION A LOS DELITOS DE ODIO

Los delitos de odio o crímenes de odio, como se denominan en muchas partes del mundo, constituyen y representan la expresión de la intolerancia y el rechazo a las personas por motivos de raza, origen, etnia, religión, orientación sexual y de género entre otras.
Por tanto, los delitos de odio por orientación sexual y de género, serían aquellos delitos en los que la víctima o víctimas son elegidas por ser o pertenecer al colectivo LGTBI.
Este tipo de hechos constituye un ataque directo a los Derechos Humanos, a los principios de libertad, respeto a la diversidad, dignidad de las personas y a los derechos que les son inherentes, por el mero hecho de pertenecer al colectivo LGTBI.

¿En qué tipo de actos se concretan los delitos de odio por OSIG?
La máxima expresión de los delitos o crímenes de odio por OSIG es la que se concreta en la vulneración del derecho a la vida como son los asesinatos de personas LGTBI que se dan en muchas partes del mundo.
La importancia de estos delitos se fundamenta, por tanto, en un doble ataque:

  • Por una parte, en que las víctimas de estos delitos son intencionalmente seleccionadas por motivos de intolerancia, rechazo y aversión por identificarlas por su pertenencia al colectivo LGTBI.
  • Por otra parte, se atemoriza a todo el colectivo al que pertenecen, lo que genera sentimientos de miedo e inseguridad y amenaza de forma indirecta la seguridad y la tranquilidad del conjunto de la sociedad.

​Los delitos de odio por orientación sexual y de género es una realidad global, que se produce en todo el mundo y en todas las sociedades. La situación de las personas LGTBI en determinadas partes del mundo es especialmente grave (se debe que recordar que todavía hoy hay países del mundo la homosexualidad es condenada con pena de muerte) pero tal y como hemos comentado, existen países con legislaciones favorables y protectoras de los derechos de las personas LGTBI en los que se comenten delitos por OSIG.

ASPECTOS LEGALES

La Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) define los delitos de odio como: «toda infracción penal, incluidas las infracciones contra las personas y la propiedad, cuando la víctima, el lugar o el objeto de la infracción son seleccionados a causa de su conexión, relación, afiliación, apoyo o pertenencia real o supuesta a un grupo que pueda estar basado en la “raza”, origen nacional o étnico, el idioma, el color, la religión, la edad, la minusvalía física o mental, la orientación sexual u otros factores similares, ya sean reales o supuestos».
Podríamos decir, que para que una acción o acto se considere delito de odio por OSIG, debe reunir dos requisitos: en primer lugar, que constituya una infracción penal regulada y recogida por la normativa legal; y en segundo lugar, que la motivación de la acción sea el rechazo por la condición de persona o colectivo LGTBI.
La tipología de los delitos de odio es muy amplia y variada, destacando las acciones de carácter violento como agresiones (en su mayoría acompañadas por insultos de carácter lgtbifóbico…); amenazas, vejaciones, daños en cosas. También constituyen delito de odio acciones de carácter discriminatorio por razón de orientación sexual y de género en el ámbito del trabajo o prestación de servicios.